ISV Blog
Qué es una VPN

Qué es una VPN y para qué sirve

Quizás el concepto de VPN puede resultarte bastante actual. Aunque tradicionalmente han estado ligadas al mundo empresarial, no son un invento nuevo. No obstante, gracias a su versatilidad y a la cantidad de usos y beneficios, está empezando a popularizarse entre los usuarios. Pero, ¿qué es una VPN y para qué sirve? 

Las VPN o redes privadas virtuales funcionan como canales que encriptan todos los datos enviados y recibidos de Internet, ocultando además la dirección IP y garantizando el anonimato en la navegación.

El objetivo está claro: no dejar rastro.

¿Cómo funciona una VPN?

Cuando tus dispositivos se conectan a Internet, lo hacen generalmente a través de un router. Este aparato conecta el móvil, tu ordenador o tu televisión con tu servicio de Internet. Es decir, tu dispositivo se conecta a otro que accede a Internet. Estos dispositivos pueden estar conectados entre sí sin necesidad de Internet, para compartir archivos o impresoras, por ejemplo. Esto se conoce como red local.

En cambio, una conexión VPN es la que permite crear una red local sin necesidad de que los dispositivos estén físicamente conectados entre sí. Para ello usan Internet. 

¿Para qué sirven las VPN?

La principal funcionalidad de una VPN es que te permite acceder a la conexión desde cualquier lugar, siempre que haya Internet. Gracias a ello puedes trabajar desde casa, o acceder a tus documentos estés donde estés.

También te permite esconder tus datos de navegación, ya que todos los datos que circulan a través de la conexión están cifrados.

Beneficios de usar una VPN
  • Funciona en todas las aplicaciones, pues enruta todo el tráfico de Internet, a diferencia de los servidores proxy, que solo puedes usar en el navegador web y un puñado de aplicaciones más que te dejan configurar las opciones de conexión avanzadas.
  • Se conecta y desconecta fácilmente. Una vez configurado, puedes activar y desactivar la conexión a tu antojo.
  • Proporciona seguridad adicional en puntos de acceso WiFi, siempre y cuando la conexión esté cifrada.
  • Falseo de tu ubicación, como ya hemos visto en el apartado anterior, una conexión VPN es un modo eficaz de evitar la censura o acceder a contenido limitado a cierta región.
  • Tu proveedor de Internet no puede saber a qué te dedicas en Internet. ¿No te apetece que tu proveedor de Internet sepa que te pasas horas viendo vídeos de gatitos en YouTube? Con una VPN no sabrán a que te dedicas, pero ojo, que sí lo sabrá la compañía que gestiona el VPN.

 

Fuente vía Xataka.

Marta González

Asesora en Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) | Viajera empedernida pero con los pies siempre en la tierra.

Deja tu comentario