ISV Blog
banca online

Los peligros de la banca online

El pago por Internet es uno de los grandes avances que nos ha traído la Transformación Digital. Gracias a procesos como este, los usuarios somos capaces de comprar sin movernos de casa. No obstante, no todo son ventajas. Hay multitud de peligros que viene del uso de la banca online.

La vulnerabilidad en internet de los datos bancarios de los internautas es uno de los mayores problemas de los usuarios de banca online. A pesar de los códigos de seguridad y las precauciones de las entidades que usan internet como vía de acceso a las cuentas corrientes, muchos usuarios aún caen en las trampas de los ciberdelincuentes, dejando desprotegido su dinero.

Estos datos de acceso a las cuentas son ahora los más cotizados por parte de cibercriminales: son un acceso fácil a dinero, del que pueden disponer en cualquier momento. Muchas entidades avisan que nunca enviarán correos electrónicos pidiendo datos a sus clientes y que procuren asegurarse de cerrar la sesión de la banca online y evitar usar ordenadores compartidos. ¿Cómo encuentran entonces las debilidades? Según indica una nota de Kaspersky Lab, los criminales prefieren los siguientes métodos:

Phishing

El aliado de los delincuentes para las personas menos concienciadas. En este caso, se engaña a los usuarios, quienes introducen sus datos en páginas web falsas. El 70% de los emails infectados van destinados al robo de dinero, según la compañía.

Imagen relacionada

Páginas web falsas

Para las personas con prisas. Si se introduce la dirección web de forma equivocada, puede redirigir al usuario a una nueva página web falsa.

Worker looking at a laptop graphics Free Photo

Páginas web comprometidas

Una página web puede ser legítima pero estar comprometida. Según Kaspersky Lab, a diario se detectan más de 5.000 páginas web comprometidas, en las que los bancos no tienen el control absoluto sobre la información que se introduce.

Usando un equipo infectado

Los usuarios que usan equipos públicos, compartidos o los que no dispongan de protección antivirus son las personas más a riesgo de tener sus datos robados. Estos programas redirigen a los usuarios a páginas web maliciosas, quienes recogen la información y contraseñas.

Interceptando las teclas (Keyloggers)

Según la empresa, los usuarios pueden ser interceptados al teclear información confidencial y cada día se descubren 230 nuevos keyloggers.

Para poder evitar estos malos tragos, los usuarios deben usar equipos seguros, navegar por sitios web de confianza y en una conexión segura y usar un teclado virtual imposible de interceptar por los keyloggers. En esta infografía de Kaspersky Lab, se explican las debilidades y como los usuarios pueden mejorar su protección online.

Fuente: Ticbeat

Jesús Ruíz

Consultor tecnológico experto en Virtualización de Escritorios y Cloud Computing | Enamorado del deporte y de mi familia.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.