ISV Blog

¿Qué es la virtualización y cuáles son sus beneficios?

La virtualización ha pasado de ser tendencia, a ser toda una estratega para las empresas cuyo objetivo es modernizar su infraestructura de centro de datos. ¿Pero qué es la virtualización? Se trata de una técnica que permite ejecutar y desplegar múltiples sistemas operativos en un mismo servidor físico. Es un proceso en el que se reemplazan estos dispositivos físicos por dispositivos virtuales, disponibles mediante un software.

La tecnología de virtualización divide una máquina en varias aparatos virtuales. La virtualización del almacenamiento es un buen ejemplo de esto, algo que seguro os suena. Consiste en que múltiples recursos de almacenamiento en red se agrupan como si fueran un único dispositivo de almacenamiento para el manejo más fácil y más eficiente de estos recursos. Encontramos otros tipos de virtualización existentes. Aquí tenemos varios ejemplos:

  • Virtualización de red. En este caso, se trata de dividir el ancho de banda disponible de una red en diferentes canales independientes. Esto permite asignarlos a los servidores o a otros dispositivos específicos.
  • Virtualización de aplicaciones. Separa las aplicaciones del hardware y del sistema operativo, para ponerlas en un “contenedor” que puede ser trasladado sin interrumpir otros sistemas.
  • Virtualización de escritorios. Permite a un servidor centralizado ejecutar y administrar escritorios personalizados de forma remota. Este tipo de virtualización permite a los usuarios una experiencia completa, ya que cuentan con su ordenador, desde el que pueden trabajar, pero ejecutando el servidor central de manera virtualizada.
Ventajas de la virtualización de escritores.
  • Disminuye el número de servidores físicos. Esto supone una reducción directa en los costos de mantenimiento del hardware, por lo que sería una doble ventaja.
  • Se puede aumentar la eficiencia de la utilización del espacio del centro de datos mediante la implementación de una estrategia de consolidación de servidores.
  • Se puede evitar que una aplicación impacte otras aplicaciones, a la hora de realizar mejoras o cambios. ¿Cómo? Teniendo cada aplicación dentro del servidor virtual.
  • Es una apuesta por la seguridad. Contar con la centralización de los escritorios virtuales mejora la monitorización y el control de los datos, además de facilitar la política de seguridad.
  • Se tiene acceso remoto con múltiples dispositivos, lo que permite la movilidad de los usuarios.

 

Vía  Capacity

Marta González

Asesora en Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) | Viajera empedernida pero con los pies siempre en la tierra.

Deja tu comentario